28 de septiembre de 2011

Entrevista Alfonso, Diana y Lorena Azpiri

Brujilda es la obra de presentación de las dos hijas pequeñas de Alfonso Azpiri: Lorena y Diana. Lorena ya ha hecho algunos pinitos en el mundo editorial con La conexión Williams-Spielberg, La Marca de Frankenstein y algunas ilustraciones para la revista Traveller. Para Diana este es su primer libro publicado como escritora, junto con Diosas y Guerreras, que también vio la luz junto a Brujilda.

Hoy contestarán algunas de nuestras curiosas preguntas junto a su padre.



PD - ¿La afición por ilustrar y escribir os viene de familia o es algo que ha ido creciendo con el tiempo?



En realidad ambas cosas. La influencia que hemos tenido en casa en cuanto a este tipo de material es importante, aunque uno va cogiéndole cariño (¡o tiña!) con el tiempo.

PD - ¿Cuánto tiempo tardásteis en conseguir una editorial? ¿Os costó mucho trabajo?

La verdad es que tuvimos mucha suerte, ya que encontramos bastante rápido un editor que tenía una línea muy apropiada para Brujilda. Con los nuevos proyectos no está siendo tan sencillo...

PD - ¿Ha sido fácil entrar en este mundillo?

No es fácil en absoluto entrar. Ya habíamos hecho otras cosas y se las habíamos presentado a algunos editores pero no ha sido hasta Brujilda que hemos conseguido publicar. 

PD - ¿Qué os llevó a hacer Brujilda, vuestra primera obra?

Siempre nos han gustado mucho los cuentos de corte tradicional: princesas, dragones, malos despiadados... Quisimos hacer algo similar, pero dándole una vuelta de tuerca, hacerlo un poquito diferente. La idea de una princesa que no quiere serlo nos pareció bastante original. 

PD - Habladnos un poco de Brujilda ¿Qué es lo que más os ha gustado hacer y lo que menos, si lo hay?

Es un proyecto que hemos disfrutado en general. El proceso ha sido divertido: crear los personajes, dar sentido a la historia... Y lo más gratificante es, una vez publicado, ver que a los niños les gusta. ¡No podemos recordar nada que no nos haya gustado! 

PD - Nos llama la atención que siendo una princesa, se llame Brujilda (aunque vemos por dónde van los tiros) ¿tiene algo que ver la Disney en esto?

Disney nos ha encantado siempre, pero sus historias son bastante convencionales para las cosas que se están haciendo últimamente en animación. Está claro que la influencia de tantos y tantos años de Disney tiene que ver, pero hay otras muchas.

PD - ¿Alguna anécdota a la hora de crear Brujilda que podamos saber?

Anécdota como tal no podemos recordar ninguna, pero sí os diremos que hay algunas "bromas privadas" que nos encanta ver impresas y en las librerías.

PD - ¿Hay algún otro proyecto que tengáis en mente para el futuro juntas o por separado?

Proyectos hay muchos, terminados un par de ellos. De momento tenemos toda la intención de seguir trabajando juntas, aunque no por ello dejaremos de hacerlo con otra gente también. Primero vamos a intentar sacar adelante las historias que tenemos hechas.

PD - ¿Cuales son vuestros autores preferidos y/o modelos a seguir?

Hace poco dimos con un cuento que nos maravilló totalmente. Se llama Los Colores Olvidados y Otros Relatos Ilustrados. Recomendado fervientemente tanto por sus historias como por sus dibujos. Rebecca Dautremer es una ilustradora que también nos encanta. Por otra parte películas de animación, cuentos tradicionales, cómics... Nunca sobran influencias.

PD - Pregunta trampa: ¿Cómo es la relación con vuestro padre, profesionalmente hablando?

Hombre, en general es una ventaja. Si surge cualquier complicación o hay que hablar de algo estamos los tres en casa y puede hacerse en cualquier momento. Además es un buen crítico que no acepta cualquier cosa y que no tiene problema en decirte cuándo algo está mal (aquí la confianza... ya se sabe XD) 

PD - Diana ya ha colaborado con su padre, pero ¿algún trabajo conjunto de los tres podría ser realidad algún día?

Quizás para pequeñas colaboraciones, pero ¡tres cabezas son muchas! sería un poco complicado ponernos todos de acuerdo, aunque nunca se sabe...

PD - Para la gente que quiera seguir vuestros pasos ¿Algún consejo?

Que dibujen mucho, que escriban mucho y sobre todo que no dejen de intentarlo. Las cosas están complicadas ahora, pero si no se consigue sacar adelante un proyecto quizás sea porque no es el momento adecuado o no has dado con la persona indicada. HAY QUE SEGUIR INTENTÁNDOLO. ¡MUCHO ÁNIMO!


Alfonso Azpiri es uno de los dibujantes con más proyección a nivel mundial. Nacido en la madrileña Mejía en 1947, su pasión por los cómics y el dibujo en sí, empezó a muy temprana edad. Pero sepamos algo más de este genio que al otro lado del hilo telefónico, sin para de viajar, nos atiende con ganas de explicar proyectos.

PD - ¿De dónde te viene la afición por la historieta? Viniendo de una familia de músicos...

La afición de nuestra generación de dibujantes, ya que no teníamos nada que pudiera distraernos, veíamos las películas que nos dejaban ver (que no eran demasiadas tampoco) y jugábamos en la calle. Pero teníamos el quiosco de la calle que semana a semana, tenía los cómics del Capitán Trueno, Jabato y todos éstos y aquel mundo nos maravillaba y explotaba la fantasía que teníamos dentro. Yo creo que esa afición viene por ahí, ya que todas las personas dibujan un poquillo y a unos nos cogió más fuerte que a otros y sumando las cosas que te van marcando y las casualidades de la vida, escogí ese camino.

PD - Háblanos un poco de tus inicios en la revista Trinca ¿Casualidad?

No, ahí ya no hay casualidad. Yo en esa época era músico (había terminado mis estudios de piano) y estaba con un grupo del estilo "Los Bravos" o "FórmulaV" y tras los tebeos baratos, me aficioné a la revista Trinca. Yo la compraba y vi que la editorial estaba en Madrid, así que ni corto ni perezoso, cogí todos los dibujos que había hecho durante años y fui para allí, a ver qué pasaba. Y pasó. No eran dibujos del otro mundo pero alguien apostó por mi y así empezó mi carrera como dibujante en la revista Trinca.

PD - De ahí darías el salto al mercado italiano, cuna del erotismo y en el año 1979, comienza tu colaboración con Norma editorial y Carlos Cidoncha. Se publica Lorna, que sigue un poco el estilo de Vampirella, Barbarella, la explosión del cómic erótico, vamos. ¿Cómo surge Lorna?

Sí, en el 79 posiblemente nació Lorna. Después de la revista Trinca, hago dos series de cómics (creo recordar que una fue "Fugitivos). Trinca decide cerrar, no recuerdo los motivos. Desapareció y yo ya había decidido ser dibujante, así que me busco la vida y llego a Italia. Estoy seis años dibujando erotismo allí y adquiero mucha mano dibujando a las chicas (risas) y como aquí en España empezaba la época de apertura o destape, salen revistas que se inician con señoras desnudas y todo lo que ofrecía el mercado; Playboy tenía cuatro páginas de historietas y me encargaron alguna. Allí hice lo que mejor sabía: fundir ciencia ficción con las mujeres desnudas (risas)

PD - ¿Has recibido alguna oferta de las grandes najors como Marvel o DC?

Yo no se si considerarlas las grandes. Las grandes internacionales, sí. Pues no, la verdad es que nunca me han interesado demasiado los personajes de superhéroes, porque ya publiqué en Heavy Metal todas mis historias; no he hecho historietas de superhéroes, algún dibujo suelto de Batman, pero siempre en mi estilo. también alguno de Lobezno, pero no así Superman, no me hallo (risas). Sin embargo, hace unos años DC contactó conmigo para hacer un Batman pero no nos pusimos de acuerdo. Por un lado la editorial y sus cambios y por el otro yo tenía más proyectos... Pues quedó en agua de borrajas. Así que de momento, no hay nada en firme.

PD - En 1985 llega tu primera colaboración, en este caso con Fernando Colomo, para quien realizarías los diseños de "El Caballero del Dragón", una rara avis dentro de lo que se producía en aquella época. ¿Cómo fue aquella experiencia?

Bueno, fue una experiencia curiosa y evidentemente agradable, sobre todo porque Fernando Colomo es una bellísima persona a la que quiero un montón, pero a nivel artístico fue una experiencia un tanto extraña. Lo que hice no fue dibujar sino crear el diseño del traje de Miguel Bosé en látex (risas) y fue interesante. Estuvimos trabajando un mes de agosto en el que por lo menos había 50 grados (risas), en un angar de Torrejón y aquello era espantoso; aquella fue mi primera experiencia y como me gustó, repetí con " Rojo Sangre" y alguna otra.

PD - Háblanos un poco de Mot, un personaje de corte menos adulto que alcanzó una tremenda fama entre los niños de toda una generación y que tuvo una gran repercusión gracias a su difusión en el diario El País. ¿Crees que sería interesante que los autores tuvieran la ocasión de difundir su obra en un medio mayoritario, en vez de verse relegados a un circuito más de culto, por así decirlo?

Claro, evidentemente. Antes la edad era muy importante, no sólo para hacer el dibujo, sino que era una lanzadera para que los niños se acostumbraran a leer; acabo de llegar de Huelva y allí vino un chaval con los tomos encuadernados del Pequeño País y eso que eran veintitantos. Se los había encuadernado su padre, el cual le contó que fue su primera lectura y los tenía guardados como oro en paño. A lo que iba. Los medios de comunicación, en cuanto huelen la crisis, lo primero que eliminan es al dibujante y creo que se equivocan (risas).El lector de tebeos infantiles es el futuro lector de un periódico, ya que se acostumbra a ello con las viñetas que hay en él.

Lo de Mot fue casual; cuando me llaman de El Pequeño País, yo no quería trabajar para niños (risas), andaba en otros asuntos y no tenía ningún interés. Por casualidades de la vida apareció Mot y la verdad es que tuvo un éxito tremendo, no solo con los enanos, chavales con 80 años (risas) estaban maravillados con las aventuras de Mot.


PD - En otro apartado completamente distinto estaría tu trabajo como portadista de videojuegos para Dinamic, Opera o Topo Soft. ¿Qué te lleva a apostar por este tipo de soporte de entretenimiento? Además has vuelto recientemente para ilustrar "La Corona Encantada"

Si yo realmente no me considero un artista. Yo soy un dibujante gráfico. La primera vez que me llamó Dinamic para hacer una portada de videojuego me sorprendí; ellos habían visto lo importante que era tener una buena portada (atractiva, que llamara) para incrementar sus ventas, así que la primera que diseñé fue para el videojuego de Rocky. Tuvo un éxito atronador y la cosa fue avanzando, de casa en casa (risas) y como resultado tengo un libro con ochenta y tantas carátulas.

Luego oyes que dicen: "Azpiri ha hecho 1000 portadas de videojuegos" y yo les diría: "No, 2000" (risas); entre unas cosas y otras. A parte de las portadas, mi colaboración llegaba a los interiores y diseños de cosas, sobre todo la cuestión gráfica. ¿"La Corona Encantada"? después de veinte años volví a diseñar para la tecnología de 8 bits de la mano de Karoshi. Me gusta mucho el diseño de videojuegos por la implicación. Por eso he tardado tanto, por falta de tiempo (risas)

PD - Volviendo al cine, también has hecho carteles para películas como "Rojo Sangre" de Christian Molina, o el cartel del certamen de cine fantástico de Estepona ¿cuál fue exactamente tu trabajo?

En la película "Rojo Sangre" hice un trabajo muy extenso de labor artística, no solo dibujé el cartel. Dibujé toda la película secuencia a secuencia, diseñé los trajes y ambientes de la película y finalmente el cartel. Esta fue la segunda o tercera que hice, porque en "El rey de la granja" también tuve una colaboración muy intensa en cuanto a diseño, todo lo gráfico, dibujos y ambientes en general. El año pasado presenté "Cementerio Estelar" con mi amigo Carlos Giménez y se frenaron varios proyectos en el cine; en Los Angeles tengo uno en punto de mira. Son colaboraciones muy bonitas y me gusta mucho participar.

PD - Nombrar a Azpiri, es evocar a Lorna, que a pesar de los años, sigue despertando pasiones...

A Lorna no me la quito de encima (risas) ¿qué tendrá esa mujer?. El año pasado presentamos el último libro de Lorna "Las Torres Negras" y hemos ido ganando adeptos desde los tiempos de "La Mastia". Y estoy terminando otro tomo más y creo que ya son nueve o diez los tomos que tengo hechos. Pero tengo en mente otras cosas y a otras mujeres (risas)

PD - Es imposible no preguntarle sobre la colaboración con su hija Diana en "Diosas y Guerreras"

(risas) Yo tengo dos hijas, Lorena la mayor que me ha salido dibujante, ha terminado Bellas Artes y lo cierto es que dibuja muy bien; Diana es la pequeña y se le da mejor escribir, así que juntas colaboraron en "Brujilda". Cuando dibujé "Diosas y Guerreras" pensé que necesitaba unos textos y como Diana redactaba tan bien, le quedaban perfectos a mis diseños. En alguna ocasión hice un dibujo sin avisar, para que ella lo redactara y ella me devolvió la pelota escribiendo algo para que yo adaptara un dibujo. Nos lo pasamos muy bien trabajando juntos.
Lorena va mucho a su aire pero considero que tiene un buen carrerón por delante, ya que es muy buena.

PD - Por último, ¿Cómo ves el futuro del cómic en España?

No muy bueno, la verdad. Llevas el cómic a un género reducido de tiendas especializadas, que me parece muy bien que existan, pero no todos las tenemos cerca; deberían llegar más allá. Antes se vendían más cómics porque los encontrabas en el quiosco, estaban más a mano y los quioscos estaban cerca. Las nuevas tecnologías más la crisis, las editoriales no saben hacia dónde tirar. ¿Cuál va a ser su futuro?. Como pasa en la mayoría de las cosas, no saben qué hacer; la tecnología por un lado está ahí y no te puedes deshacer de ella, el cómic digital va a existir, pero no quiere decir que se vaya a quitar espacio al de papel, porque habrá coleccionistas que lo quieran, tal vez menos, pero siempre habrá. Tener un cómic de papel, con un autógrafo, garabato o incluso con algún fallo de la editorial, es una delicia para los grandes seguidores.


** Entrevista a Azpiri en colaboración con: El Entrecott **


Léelo también en:

No hay comentarios:

Publicar un comentario