7 de mayo de 2012

Mitos y Leyendas: Thor y Loki


En la mitología escandinava, Thor, el dios del trueno se consideraba el más fuerte de todos los ases. Se vanagloriaba de que Odín (también llamado Wotan) era el padre de todos los Ases y el más sabio e inteligente de todos, pero él, era indiscutiblemente el más fuerte, no había fuerzas en Asgard, ni menos en el mundo que pudieran compararse con las suyas, ni había mujer en todo lo creado más hermosa y fiel que la suya, Sif, cuyos cabellos dorados eran de oro puro y crecían como el pelo natural. 

Aquéllo molestó al envidioso y travieso Loki, en parte por que el cabello de oro de Sif había sido obra suya. Tiempo atrás, se había encaprichado de sus rubios cabellos cuando estos todavía eran de pelo normal, y mientras la bella Sif dormía, Loki se coló en su cuarto y le recortó las trenzas para colgarlas de su cinturón. Logró marcharse con su trofeo, pero cuando Sif se despertó y vio el desaguisado que habían hecho en sus preciosos cabellos lloró amargamente y pidió venganza a su marido. Thor ya sabía que sólo Loki podía haberse atrevido a algo semejante, tomó su gran martillo y se dispuso a aplastarle la cabeza. Encontró al astuto demonio del fuego divirtiéndose en una taberna, subastando las trenzas de Sif, y sin mediar palabra, Thor le arrojó su martillo; sólo por suerte logró Loki esquivarle, pero Thor cargó de nuevo contra él y viendo que allí se le acababa la suerte, gritó que le compensaría. 

- ¡Puedo repararlo, te lo aseguro, lo haré! -voceó Loki intentando que desistiera en su empeño de aplastarlo. Thor le preguntó cómo estaba dispuesto a reparar algo semejante- Yo puedo... ¡puedo hacer que los cabellos vuelvan a crecerle! -aseguró- Y además... siempre se ha dicho que Sif tiene los cabellos de oro, pero eso no ha sido más que poesía... hasta ahora. Porque yo puedo conseguir que sean de oro auténtico y crezcan como cabello de verdad.

Thor se apaciguó con esto, Loki habló con los enanos orfebres y estos, efectivamente hicieron las primeras extensiones capilares de la historia, pero con oro, que crecía de la cabeza de Sif, quien quedó maravillada por el resultado y en secreto le dijo a Loki que, para hacer restituciones así, podía entrar en su cuarto de noche, a coger cualquier cosa que quisiera.... 

Así las cosas, a Loki no le hacía gracia que Thor fuese tan presuntuoso de su fuerza y de la virtud y belleza de su esposa, de modo que le retó. Si podía vencer a comer, beber y luchar a tres enemigos elegidos por Loki, éste admitiría sin tapujos que en efecto Thor era el más fuerte de todos los Ases y nadie podría igualar sus potencias. Pero si no lo lograba... tendría que permitirle pasar una noche con Sif. 

En un principio, Thor desconfió, porque sabía lo astuto y tramposo que podía ser Loki, pero ya no podía echarse atrás de su palabra sin quedar como un cobarde, de modo que aceptó. Loki le presentó a una anciana contra la que tendría que luchar; un cuerno azul que se tendría que beber... y tendría que comer contra el propio Loki.

Thor pensó que tenía la apuesta ganada, ¿cómo iba a poder enfrentarse a él una pobre anciana, cómo no iba a poder apurarse un cuenco, y cómo no iba a poder comer más que el delgado y fibroso Loki...? Sin embargo, apenas se acercó a la anciana, ésta le tumbó con un solo brazo. Thor se repuso de su sorpresa y atacó de nuevo, pero la anciana simplemente le tumbó de nuevo, como si fuera un pelele. Atacó una y otra vez, pero no pudo vencerla, ni siquiera lograba tocarla. Finalmente, decidió probar con otra cosa, ya intentaría vencer a la anciana más tarde. Bebió del cuerno azul. Y bebió, y bebió, y siguió bebiendo hasta que se le llenó la tripa, se hinchó y vomitó sin remedio, pero el cuerno seguía lleno hasta el borde. Finalmente intentó comer contra Loki, pero él apenas había empezado a comer, cuando Loki ya había acabado con toda la comida de la mesa, se había comido la mesa, las sillas, y tuvo que apartarse de un salto, porque le estaba mordiendo las botas. 

- ¡He perdido toda mi fuerza! -se lamentó el As- ¡Odín se ha ofendido conmigo y me la ha quitado, no existe otra explicación!

Loki se rió de su adversario y le explicó lo que había pasado. 

- No seas burro, sigues siendo igual de fuerte... pero hay fuerzas en el mundo más poderosas que las de Thor, Dios del Trueno. La anciana contra la que has luchado, tiene por nombre Vejez. No hay hombre en el mundo que pueda contra ella, al más fuerte puede vencerle sin ningún esfuerzo, ella sólo tiene que dejar que pase el tiempo. El cuerno azul contiene el mar. No importa cuánto bebas de él, siempre será despreciable la cantidad que le restes y no podrás acabarlo. Y yo, querido mío, mi noble enemigo... antes de ser ascendido a As, era un Demonio del Fuego. No puedes devorar más rápido de lo que devora el fuego, desde una ciudad entera hasta el corazón de la más virtuosa doncella, no encontrarás bestia en la tierra que pueda ganar al fuego en voracidad.

Mal que le pesase, Thor tuvo que reconocer que efectivamente, no era el más fuerte entre todo lo creado, pero eso, no fue lo peor: lo peor, fue que tuvo que consentir a que Loki pasase una noche con su mujer. No obstante, pensó, su honor estaba a salvo, porque la apuesta autorizaba a Loki a estar con su mujer, no a violarla. Si quería disfrutar de ella, debería ser con su consentimiento, y, claro está, Sif no lo traicionaría. 

Thor estaba equivocado con respecto a la potencia de sus fuerzas... pero no fue el único error que se despejó esa noche…



>> Fuentes:
- wikipedia.org
- www.google.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario