16 de diciembre de 2014

La Crónica del Pirata - XVII Expocómic de Madrid

Buenas de nuevo queridos piratillas, una vez más nos encontramos en el Expocómic de Madrid, el cual celebra su XVII edición como siempre, en el Pabellón de Cristal de la Casa de Campo. Los días 12, 13 y 14 de diciembre fueron los elegidos para, una vez más, disfrutar del mundo del cómic y todo lo que le rodea. Sin duda otra buena oportunidad para arrasar con la amplia variedad de stands de merchandasing y no ser generoso en absoluto… aunque hay tanto donde elegir y tan poco tiempo y dinero… (el último abordaje no salió del todo bien y acabé con un botín de plátanos de mala calidad).

En fin, vamos al meollo del asunto. El breve recorrido que realicé el viernes me sirvió, aparte de para comprobar que madrugué demasiado esperando mi pase de prensa cual eunuco durante casi una hora (con el frío que hacía a que abrieran las taquillas), que sin duda es un día tranquilo para empezar a ver temas de exposiciones y frikadas en las diversas tiendas (aparte de cómics… obvio) . También me percaté de que es un día en el cual grupos ingentes de grumetillos con moco en cara, transportados por caravanas de autobuses, son llevados a desfogarse libremente por el salón. No es que tenga nada en contra de ellos, sencillamente me dan miedo los niños… nunca sabes qué están pensando y si planean algún complot malévolo. 

El caso es que las exposiciones de este año nos mostraron diversidad de temas. Quizás hubiera sido mejor dedicar toda un área del recinto a las exposiciones, en vez de estar dispersas por las esquinas… ojo, es una opinión personal pero creo que hubiera quedado más lógico poner todo en una zona y ver todas las grandes obras de una vez, no tener que estar atravesando puestos, gentes y demás impedimentos para pasar de una a otra. Dejando este tema de lado, pudimos disfrutar de las obras de Teresa Valero, las cuales abarcan desde el dibujo humorístico al realista y destacando su habilidad con el color y el modelado de la mujer.

Mujeres de Tinta: ellas en el cómic, nos mostraba a un compendio de autoras seleccionadas con el fin de de reflejar los paisajes que dibujan cada momento histórico en cuatro etapas clave: desde la república a la Dictadura (1937-1970), el cómic para adultos en la Transición (1977-1995), la nueva oleada de autoras femeninas (1990-2000) y la tercera ola de jóvenes autoras, que abarca desde el cambio de milenio hasta la actualidad.

Exposición Flash
Otra exposición que me encantó por la diversidad de lo que se mostraba y porque sencillamente… ¡es Flash Gordon! (ejem). A lo que iba, la exposición Flash Gordon: visiones y versiones nos mostraba los inicios del personaje allá por fechas del 7 de enero de 1934 y para tal ocasión y unos tan bien llevados ochenta años, artistas como Carlos Díez, Ángel Unzueta, Enrique Vegas, Alfonso Azpiri, Nacho Arranz, Tirso Cons, Jordi Bernet, Jesús Merino, Agustín Padilla, Cels Piñol o David Rubín, entre otros, nos muestras su versión e interpretación del famoso aventurero espacial, otrora jugador de fútbol americano. Dentro de esta muestra, veíamos otra: el II Concurso de Dibujo, Cómic e Ilustración 80 Aniversario de Flash Gordon, en donde la Academia C10 ha estado apoyando la iniciativa de jóvenes creadores, dando a conocer así sus trabajos. Esta exposición nos deleitaba con los trabajos presentados a dicho concurso.

Para terminar con las exposiciones, Yo quería ser Mafalda nos enseñaba a algunos de los cosplayers más elaborados, dejando a más de uno con los dientes largos ante tan elaborados atuendos y escenografías.

La verdad es que un rato entretenido te dejas viendo las anteriores exposiciones, lástima (insisto) de tener que ir de una punta a otra para poder deleitarse de todas… ¡Terminemos el día! (ahora que me acuerdo). El viernes cerró básicamente con clases de Softcombat y Free Plays, partidas de rol organizadas por El Consejo Friki y diversos talleres de dibujo de ponies (sí, los mini caballos adorables esos que hablan), creación de pociones embotelladas (sin botellas como que es muy engorroso) y más talleres de Hangul y Hama. Redondeamos el día con firmas de Carla Berrocal, Alfonso Azpiri, Iban Coello, Jill Thompson, David Messina, Salvador Larroca, entre muchos otros.

Pasemos al sábado, día grande por excelencia… ¿o no? Cierto es que al parecer las cifras de esta XVII edición has sido abrumadoras pero… siendo sinceros, el sábado noté todo un poco desangelado. Sí, es cierto que había gente a mansalva y más de un eunuco por ahí suelto dando la nota pero en cierta manera, noté la cosa un poco vacía. Del mismo modo y, quizás bajo los efectos del ron pero, creo recordar que en años anteriores siempre había mucha variedad de actividades. No quiero decir que no hubiera, pero anteriormente, éstas actividades te buscaban, las oías y tenías que mirar tu agenda para poder estar a todo a la vez. Sin embargo, mi sensación este año ha sido de ausencia: muchos stands vacíos hasta casi media tarde, actividades suprimidas y poca “chicha” en el escenario principal, grandes ausencias en el tema editorial, un cierto desconocimiento de las actividades en general… no es que haya sido malo cuidado, solo comparo a lo que habitualmente ofrece Expocómic y que este año he notado más ausente. Como decía, hasta media tarde no empezaban muchas de las actividades frikis por excelencia, las charlas, aunque muy bien informadas en la web, en el recinto estabas un poco perdido y si estabas con otros temas, lo más probable es que te perdieras alguna que otra… no son grandes cosas pero daba la sensación de que algo faltaba. No obstante mi impresión general es buena, pero tiendo a ver un pequeño desorden en esta edición. Nuestro primero de a bordo, El Entrecott, Maestro de Maestros del cómic, nos comentará en unos días sus impresiones.

En tema de firmas, los autores de este día fueron (sin incluir nuevamente a los del viernes) Enrique Vegas, Oscar Martín,Eduardo Ocaña, Alberto Albuquerque, David Morancho, Luis Royo, Emma Ríos y muchos más. Completamos el día con talleres de amigurumi y softcombat y diversos concursos y torneos, entre los que destacaban, entre muchos otros, el de Soul Calibur, Smash Bros, Call of Duty, Tekken, Magic…

En lo que respecta al día en sí, bueno, divertido como siempre. Mucha gente aficionada a hacer vídeos de los cosplayers que ven, muchos Doctor Who (sobretodo el décimo y undécimo), muchos, muchos personajes del LOL y bastantes X-Men en busca de Xavier. Sin duda una gran variedad de muy buenas caracterizaciones… aunque en contraposición, también crece la cantidad de cerebros de pudín (como diría el decimotercer Doctor) que asiste. Los reconoceréis enseguida: aquellos solitarios que se te acoplan sin ton ni son, que te estropean las fotos, las charlas con los amigos, meten mano de forma descarada y por educación y respeto, al no soltarles una bordería, se crecen y digievolucionan al místico cansino tocapelotas más salido que el pico de una mesa… ¡¿Dónde está el Kraken cuando se le necesita?!


En resumen, un sábado un tanto desangelado a mi parecer en cuanto a eventos y demás temas del cómic en general, pero muy divertido al fin y al cabo. A malas, siempre encuentras algo que hacer y qué ver por alguna esquina, algún que otro autor al que pedirle un dibujo y gentes con las que disfrutar del día… ¡y además hay fuentes de chocolate! ¿A quién no le gustan las fuentes de chocolate? Aunque sigue faltando el ron…

El domingo, día tranquilo por excelencia, noté el mismo alboroto que una taberna de Tortuga en día de barra libre, es decir, con mucha gente, cosa un tanto rara en un día como el señalado. Lo principal a destacar fue sin duda el concurso de cosplay, que desde primera hora nos mostraba actuaciones individuales y grupales de gran calidad. Talleres y torneos aún pululaban por el salón, cantidades ingentes de autores consagrados y noveles hacían sus obras delante del público, los stands liquidaban sus mercancías con precios diversos: tan pronto encontrabas unas ofertas increíbles como que te dejaban con el ánimo por los suelos al ver timos descomunales… para que luego digan que el pirata soy yo…

Más firmas, concursos, talleres… aunque suene a más de lo mismo no deja de ser el punto y final a tres días de charlas, exposiciones, firmas y diversión. La nota media a mi parecer ha bajado un poco pero en general, el XVII Expocómic ha sido resultón, ni más ni menos. Se echa en falta algún artista más de renombre en este mundillo pero quizás el tiempo ayude en este tema, no olvidemos que desde el desgraciado suceso del Madrid Arena, estos eventos están un poco “a la caza de brujas” por parte de las instituciones gubernamentales… no me extrañaría nada que el apoyo que recibe la organización por parte de éstas sea escaso o nulo… con esto y todo… ¿Nos vemos en el siguiente? ¡Por supuesto!


Cierro ya recordándoos que en unos pocos días nuestro compañero de armas, El Entrecott, comentará desde el punto de vista de todo un experto en este mundo del cómic, sus impresiones del XVII Expocómic…

EL ÁLBUM DEL CAPITÁN

¿Que comience... el juego?
¡Nuevamente con el Doctor! (y un acoplado Deadpool)
Celty en pose... casual
Celty y un trío de Dantes andantes navideños
Entre Capitanes nos entendemos

¡Todos a coro!

Buen día mis piratas y recordad… ¡arrasa con lo que veas y generoso no seas!

No hay comentarios:

Publicar un comentario