23 de febrero de 2015

¡Hasta nunca Japan Weekend!

Bueno, he tardado un poco más de lo habitual en hacer esto pero tenía un asunto pendiente con un chupacabras y en fin, no es fácil deshacerse de ellos ¿sabéis? El ritual necesario es muy complejo y la última botella de ron se me acabó… de improviso.

El caso es que vengo a comentaros mi paso por el lamentable Chibi Japan Weekend de Madrid al cual, he puesto fin en nuestra relación de amor/odio cual Compañía de las Indias Orientales se tratara. La historia es la siguiente:

Como cada evento, me lleno de orgullo y satisfacción para pasar unos días memorables haciendo el pirata, tomando fotos, robando entrevistas, comiendo ramen y chuches (bebiendo ron disimuladamente) y un largo etcétera. De nuevo, como cada año, intento pedir pase de prensa por mis propios medios pero a mi pesar, en esta ocasión, me fue imposible solicitarlo, así que como todo hijo de vecino me presento a aguantar cola y pagar la (cada vez más exagerada) entrada correspondiente.

Lo primero que me sorprendió es que para ser sábado, día habitual de lleno absoluto y estrecheces, la cosa estaba bastante calmada pero bueno, sin darle demasiada importancia al tema me aposento al final de la cola. Otro detalle que observé fue la poca cantidad de gente ataviada con su cosplay (en comparación con otros años) que me encontré. Quizás fuera la hora pero… realmente eran las 11:30 cuando entre unas cosas y otras llegué así que, para un sábado, la cosa me empezaba a escamar. En fin, sigamos.

Tras casi una hora de cola (he de reconocer que tampoco es que hubiera las kilométricas colas de otras ocasiones) por fin diviso las taquillas y cuando me dispongo a sacar mi bolsa para pagar, secamente me detienen diciendo que no puedo pagar con tarjeta. En un principio esto puede parecer obvio y lógico pero, si pensamos en que la entrada cada vez es más elevada y que hay mucha gente (como yo ese día) que va a comprar varias entradas aparte de la suya, nos encontramos con que no tener la posibilidad de pago con tarjeta es un atraso… ¿acaso he de ir con la calle con casi 100 euros sólo porque la organización sea lamentable? ¿Me estás diciendo que los puestos del interior, incluso el más pequeño, tiene datáfono y el que organiza el tinglado no? Y no sólo eso, tras casi rogar en que eso no podía ser, que en otros eventos juro y perjuro que he pagado con tarjeta, me acusan de mentiroso (ser pirata es lo que tiene) y de tonto, ya que según los responsables de la zona, nunca en los Japan se ha pagado con tarjeta y me estaría equivocando de evento… ¿qué falta de respeto es esa hacia los clientes?

"Japan Weekend: habitualmente, las personas que asisten a estos eventos son niñatos"

Cierto es que acostumbro en estos encuentros, a pagar en metálico sin embargo, cuando vienen amigos de otras localidades (en este caso de Andalucía), suelo tener el detalle de comprar las entradas de todos y luego hacer cuentas e insisto (tan mal no estoy de la cabeza, por mucho ron que digan que tomo), en alguna ocasión y sí, en un Japan Weekend, he pagado con tarjeta… ¿qué miento? Realmente no tengo motivos para ello y yo, de alguna manera he tenido que entrar ¿verdad?

Pero esperad, que lo más divertido viene ahora… en la charla/acusación que mantuve con uno de los responsables acerca de este tema, soltó la joya de que no tienen datáfono porque habitualmente, las personas que asisten a estos eventos son niñatos y por ello, no hay necesidad de otro sistema que no sea pagar en metálico. Ahí mi cara fue de Kraken total, es decir, no solo me acusan de mentiroso, además lanzan pestes sobre la gente que les paga el sueldo. Genial, sencillamente genial. La organización asume que son niñatos imberbes y con poca capacidad económica y por ello, no hay datáfono en las taquillas (pero sí en los puestos del interior). Por otro lado, estos niñatos sin dinero dan razones más que de sobra para subir cada vez más los precios ¿verdad? Como veis, todo muy bien medido y lógico. No conforme con esto, el genial encargado de la Japan Weekend solo insistía en buscar un cajero por donde fuera y volver a hacer la cola. Todo muy práctico como veis.

Ya un tanto mosqueado, una chica también responsable del evento (bastante más simpática y sociable), nos confirma que la organización es lamentable y que ni siquiera ellos, saben muy bien lo que hacen o cuáles son sus funciones, lo que me dejó clarísimo la finalidad de los Chibi Japan Weekend: el dinero. Simple y llanamente. No olvidemos que esto no deja de ser una empresa pero lo que es lamentable, es que esto al principio no era así. He tenido la suerte (o la desgracia según se mire) de asistir desde su primera edición a esta parafernalia y hay que reconocer que en sus orígenes la cosa era totalmente distinta. Cierto es que el recinto era pequeño, pero todo estaba muy bien organizado y se notaba cariño y dedicación, cosa que con el tiempo, se ha perdido. Cada vez son menos las agrupaciones que van, los stands no ofrecen novedad alguna y el contenido en sí no pasa de mediocre, habiendo como único aliciente para asistir, la compañía ofrecida por el resto de personas y el pasar un rato agradable pese a las necedades y faltas de respeto de la organización.

Sin duda ante el creciente éxito de otros eventos (véase Expomanga y Expocómic por citar a los más conocidos en Madrid), se decidió crear algo más enfocado a la cultura oriental, pequeño pero con una oferta muy interesante… ¿Qué pasó entonces? Ante el creciente éxito ¿por qué parar? ¿Por qué no ofrecer más o como mínimo, lo mismo, pudiendo tener más beneficios con el boca a boca? Sencillamente por el ansia, el ansia de tener ganancias a mansalva en el menor tiempo posible. Esto es claramente visible a partir del V Japan Weekend, en donde se empezaba a ver una pequeña caída en la calidad de la organización, cosa que no ha hecho sino ir a más: actividades a destiempo, concursos en los cuales el prometido premio a ganar es un “ahora vengo, espera aquí”, precios cada vez más desorbitados, prepotencia por parte de los empleados… y de las “altas esferas” ni hablemos. Aquel medio que tenga la suerte de conseguir un pase de prensa (previa autorización firmada con una extensa lista de requisitos antes de recogerlo cual entrada en el Pentágono), ya puede hacer una crónica o artículo MUY favorable o ya te estás despidiendo del codiciado acceso de prensa. Aunque hagas una crítica constructiva, mostrando las ventajas y desventajas, lo bueno y lo malo… y a pesar de hacer una valoración final positiva, si el artículo en sí no es prácticamente un peloteo redomado, te meten en la lista de los “non grata” y poco más y te expulsan de próximas organizaciones. Para que luego digan de los piratas… hay gentes peores por ahí que como podéis comprobar, se han creado su pequeño Reino Friki en el cual se creen con poder absoluto de hacer lo que quieran.

"Aquel medio que tenga la suerte de conseguir un pase de prensa ya puede hacer una crónica o artículo MUY favorable o ya te estás despidiendo del codiciado acceso"

Ante este escrito (si es que llegan a leerlo, cosa que dudo ante la parsimonia y dejadez de sus responsables), seguramente argumentarán la frase políticamente correcta de que las opiniones de los empleados no necesariamente manifiestan la opinión de la organización… pues a eso diré que sí y no. Sí, porque es verdad (todo hay que decirlo) pero no, por el mero hecho de que ellos contratan a personal, ellos dan unas pautas y al igual que en cualquier trabajo, han de seguirse unas normas (más aún cuando es de cara al público). La mala imagen que da que un tipejo con chaleco en representación de la Japan Weekend diciendo que quienes van a SU evento son niñatos pues… que queréis que os diga. El problema es que no es un caso aislado. Pocas son las personas del evento que ves animadas o dispuestas a ayudar, siendo la gran mayoría zombis sin seso y con caras largas deseosos de irse a casa. Está claro que no tendré ni idea de organizar eventos, pero hay cosas que caen por su propio peso y esto señores, apesta más que un Kraken en salmuera caducado. Se ha pasado de la ilusión al mercantilismo puro y duro… ¿quieres algo? Pues paga por ello (impuestos de excelencia Japan Weekend no incluídos).

Por razones más que obvias, no todos los asistentes disponen de solvencia para derrochar lo que la organización pretende que gastes, pero de ahí a denominar niñatos a los que te dan de comer… no sé. Muy lógico no lo veo. Por suerte para el género humano, suele aprender de sus errores y tras dejarse ningunear (yo el primero) por esta organización chapucera, se nota un cambio: cada vez menos asistentes. El tiempo decidirá pero si tratas mal a la mano que te da de comer, acabas pasando hambre.

Sin duda en el evento en sí, obviando todo este escrito, se pasa bien… es a esta última inocencia y ganas de desconectar del mundo de los que van a lo que la organización juega, a exprimir a los últimos reductos de fieles asistentes sacándoles lo máximo que puedan a cambio de un cartel de actividades simplón. Y así hasta que no puedan más y dejen de montar chapuzas en Madrid. En fin grumetillos, vosotros veréis lo que hacéis pero yo os aconsejo encarecidamente no perder el tiempo en este evento. Ir si queréis con amigos y pasadlo genial con el resto de cosplayers… pero fuera, darles en la cara en donde más les duele: en el bolsillo. Quizás así las cosas cambien y vuelvan a ser lo que eran… quizás.

Meditad bien este escrito, valorad lo que queráis y sacad vuestras propias conclusiones pero simplemente pensad: ¿merece la pena pagar 10 euros para ser tratado como ganado, como niñatos? Piratas y cosplayers no necesitamos a estas gentes. Al igual que en los Expos, cuando hay algún problema, incidencia o queja publican un rápido comunicado explicativo o de disculpas, aquí en los Japan salvo decir lo mucho que han ganado, poco más se puede leer. Ojo, no quiero hacer peloteo a los Expos pero siendo imparcial lo máximo posible, las cosas caen por su propio peso…

Resumen del Chibi Japan Weekend de Madrid: excremento de Kraken. Ahí os quedáis compañeros. Un pirata que se retira… (pero que ni de lejos piensen que se han deshecho de mí) ¡Ron para todos!

1 comentario:

  1. Guau, excemento de Kraken...mejor ni pensarlo XD. Lástima que no pudiste disfrutar, da rabia cómo estos Eventos son así de mal organizados. Igual no te preocupes, que siempre hay otros lugares donde tomar ron. Abrazos pirata, capo de los mares

    ResponderEliminar