3 de diciembre de 2015

Ao Haru Ride (by Nindë)

Blue Spring

¿Habéis pensado alguna vez, que alguien que conociste en un momento de tu vida, tendría gran importancia en un futuro? ¿No? ¿Si? Bueno, nunca es tarde para planteárselo. Sino, que se lo pregunten a Futaba Yoshioka, nuestra protagonista de hoy.

Esta chica, es el personaje principal del manga Ao Haru Ride, de Sakisaka Io. Tuvo su estreno en enero de 2011, cuenta con cincuenta maravillosos capítulos, y actualmente se encuentra finalizado. Acentúo el «maravillosos», puesto que no guarda relación con las Cincuenta Sombras del Grey, gracias a Dios, porque de cincuenta no tuvo nada… Nuestro manga de hoy, comienza con Futaba, quien desea reiniciar su imagen, para que su vida en sus últimos años de instituto sea distinta de la que tuvo en un principio. Condenada por sus amistades a causa de su sutil pero potente atractivo, no pudo demostrar sus sentimientos ante la única persona que era capaz de verla tal cual era: Tanaka Kou.

Decidida a ser poco femenina, e intentar pasar desapercibida para que la situación no vuelva a repetirse, un día escucha ciertas palabras de la persona que menos imaginó. Como podréis imaginaros, esto –aun a riesgo de sonar como una burda pitonisa barata–, es solo el principio. Me alegra deciros, que este manga en particular no me resultó pesado en absoluto, ni mucho menos repetitivo, en comparación con la mayoría de mangas shōjos, que únicamente repiten patrones constantemente. Uno de los puntos fuertes de esta historia, es que trata sobre la imagen que tenemos de uno mismo, y como la proyectamos hacia los demás. En ocasiones, nos preocupa tanto el «qué podrán pensar», o el «qué dirán», que nos hace retraernos en nosotros, y evitar lo que tendríamos que haber hecho desde un principio: ser tal cual somos. ¿Lo malo? Que no podemos. A día de hoy, contamos con tantas restricciones sociales, que podría perder la cuenta con una facilidad pasmosa. Cánones de belleza en las revistas o la misma televisión. Amig@s, querámonos, aunque solo sea un poquito más, tal cual somos, porque estoy segura de que seremos más felices.

También abarca temas como la amistad y el romanticismo, por supuesto, pero he de reconocer que lo hace desde un punto de vista mucho más maduro al que nos tienen acostumbrados. Este aspecto, ha llamado fuertemente mi atención. Estoy saturada de las jovencitas que tiemblan como flanes ante tíos que les sacan tres cabezas, con caras de mala leche, pero que en el fondo son blandos cuales margaritas del campo. Un poco de seriedad, por favor, que esto carece de credibilidad a estas alturas de la película...

Si bien es cierto que nuestro protagonista no tiene cara de mala leche, si tiene pinta de retraído y ausente. Y a más no poder, he de deciros. Tanaka Kou, arrastra bastantes más cosas en su espalda de las que nos esperamos, y en ocasiones, tendremos ganas de tirarnos de los pelos a causa de la frustración. Porque eso si, es lento de entendederas hasta decir basta, omitiendo los muchos motivos que puedan suscitar su comportamiento solitario.

Los caracteres de los personajes principales son atrayentes en su totalidad, empezando a perfilarse en los principios de la madurez, y pasando desde las inseguridades de uno mismo, hasta la realización de conocernos mejor de lo que lo hacemos. Los secundarios también son remarcables, puesto que son muy sutiles en esencia, pero que sin ellos, los protagonistas hubiesen perdido todo su potencial a mitad del camino.

Si he de puntualizar algo más de su historia, es que es concisa hasta el final. Principio, nudo, y desenlace. Gracias, Sakisaka Io, por primera vez, no me ha agotado un manga shōjo con tanta vuelta de tuerca. Si bien es cierto que en ocasiones he llegado a fruncir el ceño, reconozco que se me ha pasado rápido.

Lo cierto es que la repercusión que ha tenido, por cierto, ha sido espectacular. No obstante, tampoco me toma por sorpresa, puesto que si mezclamos buena historia, buen dibujo, y buenos protagonistas, definitivamente nacen mangas –uno de un montón, lamentablemente– como Ao Haru Ride.

Ha vendido más de 5,84 millones de copias, a 9 de mayo de 2014 (¿Recordamos que tiene escasos cincuenta capítulos…?), y el 7 de julio de 2014, se estrenó en Japón el anime, contando con doce episodios, y 2 OVAS. También he de decir que cuenta con su propio live-action.

Es que realmente no le falta de nada, así que si os animáis, disfrutaréis como auténticos enanos.

Al menos, yo lo hice.


Léelo también en:
http://kzrevista.blogspot.com.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario